Dos años de Gobierno: avances para las y los trabajadores

0
30

En estos dos años de Gobierno del Presidente Gabriel Boric y desde el Ministerio del Trabajo y Previsión Social hemos logrado grandes avances en favor de las y los trabajadores y pensionados, siempre con la colaboración de actores sociales, de diversos sectores.
Tenemos un Gobierno que responde a las necesidades, urgencias y cambios más sentidos por las familias y que avanza en soluciones concretas para las personas. En estos 2 años, hemos mostrado, con acciones, nuestro compromiso con mejorar la calidad de vida de chilenos y chilenas.
Uno de los objetivos del Programa de Gobierno es generar condiciones más favorables para la igualdad de género en el mercado laboral, en particular para las mujeres de Chile, impulsando políticas públicas que avancen hacia el trabajo decente, con perspectiva de género.
Hemos abierto y seguiremos abriendo espacios de diálogo, que permitan alcanzar acuerdos, que respondan a las necesidades urgentes y relevantes de las personas. Dialogar para avanzar es una convicción de este Gobierno, como ha quedado demostrado en las leyes que hemos promulgado, conversando con empresarios, trabajadores, parlamentarios, expertos y la sociedad civil. Así hemos llegado a acuerdos como la Ley de 40 horas, que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas. Esta Ley entrega más tiempo a las y los trabajadores para estar con sus familias con una notable mejoría en la calidad de vida.
La Ley Conciliación de la Vida Personal, familiar y laboral, otra de las leyes recientemente promulgadas, es un paso significativo para consolidar nuestra agenda de Trabajo Decente.
Serán más de 26 mil trabajadoras bajo el Código del Trabajo en la región que van a poder optar a los beneficios de esta ley.
Esta buena noticia viene en sintonía con la necesidad de fortalecer el empleo de las mujeres, con miras a generar condiciones más favorables para la igualdad de género en el mercado laboral, y a contribuir a tener mayor autonomía y capacidad para poder compatibilizar la vida laboral, la vida personal y la vida familiar, avanzando también en corresponsabilidad social.
Hoy la Ley Karin ya es una realidad, iniciativa que modifica la legislación en materia de prevención, investigación y sanción del acoso laboral, ampliando su alcance con diversas medidas para la erradicación del acoso sexual, laboral y la violencia en el trabajo, tanto en el sector privado como en el público.
La Ley define qué se entiende por acoso laboral, acoso sexual, discriminación y agrega la violencia en el trabajo ejercida por terceros ajenos, entendiendo por tal aquellas conductas de clientes, proveedores o usuarios, entre otros, que afecten a las y los trabajadores que prestan servicios.
Este Gobierno cumple, concretando aquellos cambios que la ciudadanía demanda y necesita es por eso que adelantamos dos años nuestro compromiso de llegar a un salario mínimo de 500 mil pesos durante nuestro periodo de Gobierno, el cual llegará a esa cifra en julio de este año.
Respecto a las medidas de seguridad económica, el Aporte Familiar Permanente, beneficio que en la región de Tarapacá viene a contribuir a los bolsillos de 26.323 familias beneficiarias, y que en un 90% corresponden a mujeres.
También aumentamos el Subsidio Único Familiar (SUF) y la Asignación Familiar (AF) de forma permanente en 20%. Durante el año pasado se creó el Bolsillo Familiar Electrónico que consiste en una transferencia estatal de 13 mil 500 pesos mensuales por carga.
Durante este mes se inicia el segundo trámite en el Senado por el proyecto de reforma previsional, en el cual desde un principio hemos dialogado y escuchado a todos los sectores. Apenas asumimos el Gobierno, en el primer semestre de 2022, comenzamos con los Diálogos Sociales por Mejores Pensiones, en los que recogimos los aportes y visiones de los partidos políticos, parlamentarios, académicos, centros de estudios, organizaciones sociales, de adultos mayores, y representantes de las y los trabajadores y del empresariado.
El proyecto de reforma previsional que se presentó al Congreso en noviembre de 2022 es fruto de todas estas conversaciones. Durante el primer trámite en la Cámara de Diputados convocamos a una mesa técnica con partidos políticos, de la que lamentablemente se restó toda la oposición. Luego convocamos a una segunda instancia en la que participaron todos los partidos con representación parlamentaria. Como Gobierno no sólo hemos dialogado, también hemos cedido respecto de nuestra propuesta inicial para llegar a consensos por el bienestar del país. Hemos logrado acuerdos importantes en este proceso.
La reforma es urgente. Las y los jubilados no pueden seguir esperando. Han sido testigos por más de una década de un sistema político que en vez de ponerse de acuerdo para beneficiar a las personas ha preferido quedarse en la pelea de trincheras. Así, las pensiones de miseria que reciben la mayoría siguen sin alcanzarles para llegar a fin de mes. Ya es hora de las definiciones.
Nuestro país está enfrentando transformaciones y tenemos por delante una agenda laboral y previsional que llevar. El desafío es continuar la tarea, incentivar la mejora continua de las condiciones de trabajo, velar juntos en abrir las puertas al desarrollo, la descentralización y la democracia, ser capaces de construir y siempre estar presentes por un futuro mejor de todas las trabajadoras y trabajadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here