Jardín Lobito Marino espera aumento de financiamiento para construcción

0
21

Sesión conjunta aprobó modificaciones de inversión y plazos

Por unanimidad fue aprobada la solicitud de modificación y suplementación del proyecto de reposición del Jardín infantil y Sala Cuna Lobito Marino, de la Junji Tarapacá, en la reunión conjunta de “Arte Cultura y Educación, Desarrollo Social y Equidad de Género del Consejo Regional de Tarapacá, la que será llevada a sesión plenaria el próximo martes 12 de septiembre, a partir de las 9 horas.

La iniciativa, que fue modificada y aprobada será financiada con fondos del Gobierno Regional, cuya inversión alcanza los 3.315 millones de pesos y un aumento de plazo de las obras de 24 meses.

En la jornada el director de la JUNJI Mario Jeldres, dio a conocer el impacto de la iniciativa para la comunidad. “Este proyecto de reposición permitirá entregar una educación parvularia a 248 niñas y niños de Iquique, los que se distribuirán en los niveles de sala cuna, con una capacidad para 80 bebés de entre los cero y dos años de edad; y 168 nuevos cupos para párvulos de entre los 3 y 4 años de edad, brindado una atención integral y convirtiéndose en un apoyo para las familias”, dijo la autoridad.
Explicó que la modificación se refiere a que el proyecto original demandaba una inversión de $2.679.146.000, monto que fue deficiente con relación al precio mercado actual, por lo cual se solicitaron $636.760.207, lo que equivale a un 12%, y eso es lo que los Cores en la sesión conjunta, aprobaron, teniendo entonces el proyecto un valor 3.315 millones de pesos, y donde además el aumento de plazo de ejecución, que antes era de 12 meses y ahora es de 24.

Recordó que actualmente en el lugar donde se levantará el nuevo proyecto de jardín infantil, en la población Gómez Carreño, está siendo custodiado por una empresa de seguridad, la que permite dar tranquilidad a los vecinos, para evitar situaciones de riesgo.

CONSTRUCCION

La construcción se levantará en un hermoso y moderno diseño, es un edificio que presenta una fachada de concreto, donde se configura en torno a diversos patios curvos, los cuales se van descubriendo al recorrerlo, generando espacios de encuentro acogedores que fortalecen el aprendizaje de los párvulos.
En el desarrollo del proyecto se implementaron estrategias de eficiencia energética, como el uso de luminarias exteriores con alimentación natural, paneles solares que permitirán un suministro de agua caliente sanitaria, elementos de protección solar, a través de toldos y celosías, aprovechamiento de la luz natural, mediante túneles con energía solar, entre otras medidas, con la finalidad de entregar a la comunidad un edificio sostenible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here