Especialistas valoran medida de uso obligatorio de mascarilla en servicios de urgencias

0
90

• Académicos de la Facultad de Medicina UCSC resaltaron la importancia de la nueva medida preventiva que busca disminuir los virus respiratorios que se encuentran circulando.

Ante la llegada del otoño, Chile registra un aumento significativo en las enfermedades respiratorias y los virus con mayor circulación corresponden a covid-19, rinovirus, influenza a, adenovirus y para influenza.
Por lo mismo, el Ministerio de Salud anunció medidas para mitigar la temporada de virus respiratorios, entre ellas, el uso de mascarilla obligatorio en servicios de urgencias tanto público como privado para detener la propagación de virus en las salas de espera.
A contar del 1 de abril y hasta el 31 de agosto del 2024, será obligatorio usar mascarillas quirúrgicas y modelos KN95 y N95 en los recintos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el uso de mascarillas en entornos comunitarios puede ser recomendado en función de una evaluación del riesgo.
“Esta evaluación debe considerar diversos factores, como las tendencias epidemiológicas locales, el incremento en los niveles de hospitalización, la cobertura de vacunación e inmunidad en la comunidad, así como el entorno en el que se desenvuelven las personas. Por lo tanto, el uso de mascarillas continúa siendo una herramienta fundamental en la lucha contra la propagación de enfermedades”, explicó Sara Macaya, académica de la Facultad de Medicina UCSC.
El uso obligatorio de mascarilla en los servicios de urgencias es eficaz para combatir los virus respiratorios. La especialista consideró que “es una herramienta muy efectiva para evitar la propagación de virus respiratorios y que así disminuya el número de enfermos y riesgo de mortalidad en grupos de riesgo. Son medidas que se adoptan adecuadamente, porque son lugares donde hay mayor circulación de virus y expone a las personas a tener un alto riesgo de contagio”.
En la misma línea, Jair Bustos, académico de la Facultad de Medicina UCSC, señaló que “es una medida sanitaria eficaz para reducir la circulación viral y prevenir las infecciones respiratorias. Los servicios de urgencias tienden a atraer a personas inmunodeprimidas por diversas enfermedades o condiciones, por lo que inicialmente esta medida se considera excelente para reducir dicha circulación. Sin embargo, es posible que esta medida se extienda si aumenta la circulación viral o si se presentan virus como el Sincicial Respiratorio (VRS)”.

Recomendaciones
Los expertos señalan que uso es recomendable, pero no obligatorio, en otros lugares, como los lugares de alta concentración de personas como medios de transporte público y lugares cerrados que mantienen gran aglomeración de personas como mall, cines y oficinas públicas, entre otros.
Ambos académicos llamaron a completar los esquemas de vacunación y tomar las medidas de autocuidado para evitar cuadros de gravedad.
Bustos justificó que “a pesar de la alta positividad, el rinovirus es el causante de los resfriados comunes, y para el resto de los virus mayoritarios contamos con inmunidad gracias a las vacunas, cuya campaña de inoculación de la influenza que comenzó el 13 de marzo”.
“Es necesario reforzar las medidas de vacunación en la población objetivo, promover el constante lavado de manos, cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, ventilar los hogares, evitar lugares con aglomeraciones y actuar de manera responsable con la salud colectiva. Es importante que, si se presenta un cuadro respiratorio, se tomen medidas adicionales como evitar el contacto con niños, adultos mayores o personas enfermas”, agregó.
Asimismo, Macaya indicó que “para evitar contagiar al resto, es necesario lavado frecuente de manos y el uso de pañuelos desechables y botarlos para no seguir propagando los virus. Hay que recordar que están disponibles otras vacunas como la de virus sincicial para los recién nacidos y lactantes, influenza y contra el covid-19”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here